HISTORIA DE SEGOVIA

1.- DEL NOMBRE Y DEL EMPLAZAMIENTO

El término Segovia ha permanecido inalterado desde sus orígeneshasta nuestros días.

El origen del término no es una cuestión cierta, pero los estudiososde la ciudad se inclinan por el origen celtibero del nombre de Segovia queproviene del prefijo Sego- que significa “victoria” y del sufijo –briga- quesignifica “ciudad” o “fortaleza”.

De los datos facilitados por los escritores antiguos y por loscientíficos actuales, respecto de la ciudad de Segovia, hay dos datos clarosque caracterizan la ciudad de Segovia en sus orígenes:

1o.- Segovia se asienta sobre una roca aislada, por dos ríos, lo que leconcede una posición casi inexpugnable.

2o.- Su origen remoto e incierto explicado por los historiadoresantiguos mediante la figura mítica de “Hércules” y en la actualidad, através de la arqueología como de un asentamiento prerromano, sin que eneste aspecto se haya profundizado mucho más.

Su emplazamiento se caracteriza por el aspecto de acrópolis que ladefine pero sin olvidar que gran parte de la población se extendía por elllano, en realidad, una ladera, abierto e indefenso. Esta dualidad es la quecaracteriza la historia de Segovia. Por una parte, la ciudad, amurallada ydelimitada por las gargantas del Eresma y del Clamores, como sede delpoder y, por otro lado, los valles y las laderas que se expanden hacia el sur,como lugar del trabajo. Cabeza y corazón de un organismo que precisa deambos y que ha permitido su adaptación a las distintas coyunturas.

Las especiales condiciones de la cuenca del Eresma hicieron surgirlos primeros brotes de vida y los cambios inherentes a todo procesohistórico hicieron volver los ojos hacia la roca que domina la ciudad quefue determinante de la posición preeminente otorgada por Roma así comoen la Edad Media.

2.- EVOLUCION HISTORICA

1

2.1.- DE LA PREHISTORIA A LA BAJA EDAD MEDIA

Prehistoria

Los primeros testimonios de la prehistoria se sitúan en la provinciade Segovia, concretamente, en los Valles de Fuentidueña, donde se haexcavado un importante yacimiento de fauna fósil del final del terciario,aproximadamente de unos 20 millones de años.

En el Paleolítico inferior, quedan restos de utillaje e importantesmuestras de arte parietal. Al epipaleolítico corresponde un yacimientojunto al monasterio de El Parral, que viene a confirmar la presencia delhombre en el valle del Eresma.

De la denominada “revolución neolítica” no hay datos que permitanconocer cuando apareció en Segovia. El yacimiento de la cueva de LaVaquera (Torreiglesias) ha suministrado cerámica con incisiones yalmagre. Mayor relevancia tiene el arte ruprestre, en especial, en el valledel río Duratón que ha de ponerse en relación con la llegada de nuevospobladores hacia el IV y I milenio antes de Cristo.

No quedan apenas restos del período Calcolítico que puedenapreciarse en Prádena.

En el periodo de bronce, sí se han encontrado algunos ejemplares decerámica en las proximidades a Segovia.

Protohistoria

Hacia 1200 A.C. se produjo la invasión de la Meseta por los pueblosindoeuropeos que dieron lugar a la cultura denominada de Las Cogotas, dela que queda constancia muy cerca de la capital.

En las fechas comprendidas entre el 750 y la conquista de Roma,aparece una población denominada “protovaccea”, fabricantes de armas dehierro decoradas con hilos de plata y escultores de los verracos.

Los verracos, conocidos popularmente con el nombre de “marranas”se han relacionado con los ritos funerarios y los más famosos son los que seencuentra frente a la Torre de Aguilar y que hasta el siglo pasadoestuvieron al pie del atrio de San Martin dando nombre a la calle Real de laMarrana. Otra muestra es la cabeza esculpida sin cuerpo, empotrado en la

page2image17784page2image17944

2

Torre de Hércules. Fue este verraco rematado el que asentó la idea de quefue Hércules el fundador de la ciudad.

También se han hallado en la ciudad intramuros restos de cerámicaceltibérica que vienen a confirmar la presencia de gente en la rocaestablecidas, sin duda, por motivos defensivos.

Roma

Roma penetra en España en al año 218 AC. La primera mención deSegovia es a propósito del ataque de Viriato a la ciudad durante las guerrasceltibéricas. Se supone que Segovia era una plaza fuerte y que la rocaestaba amurallada.

A través de los relatos de Tito Livio, se acredita que Segovia seencontraba en terreno vacceo y que disponía de una buena caballería.

Además de las numerosas estelas funerarias, el acueducto y las dosimportantes calzadas que confluyen en el centro demuestran que Segoviafue un lugar importante durante la colonización romana.

Visigodos

En el 410 se inicia la entrada de los bárbaros en España y en el 494se asientan los visigodos. No existen muchas noticias de su establecimientoen la provincia de Segovia aunque sí hay extensos yacimientosarqueológicos.

Musulmanes

En el año 711 los musulmanes invaden la Península y se produce unagran despoblación en la zona comprendida entre la Sierra y el Duero.Actualmente se admite que esta despoblación no fue tan intensa en laprovincia de Segovia.

A fines del siglo X los condes castellanos inician la repoblación;tarea a la que ponen fin las campañas de Almanzor. A su muerte, se iniciaotro proceso de repoblación que no alcanza a Segovia capital sino a finesde siglo.

page3image15520page3image15680page3image15840

3

Poco antes, tuvo lugar el asedio a la ciudad de Segovia que supuso ladestrucción de algunos arcos del Acueducto posteriormente restaurados entiempos de los Reyes Católicos.

La cultura musulmana que jugó un papel importante en el siglo XVno ha dejado huella a excepción del capitel califal hallado en el siglo XIXen una casa de las Canonjías.

2.2.- LA BAJA EDAD MEDIA. SIGLOS XI-XIV

Durante la Edad Media, la ciudad alcanzó su máximo esplendor.Además de ser elegida como lugar de residencia de los reyes Alfonso X ElSabio y Enrique IV, Segovia se consolidó como un importante centroeconómico y político y jugó un papel decisivo en la historia de Castilla.

Se reforzaron las defensas naturales de Segovia con la fortificaciónde la roca y la reconstrucción del Alcazar que, posteriormente, secomplementaron con las murallas que nacen y mueren en él.

Cinco puertas se abrían en la muralla: San Cebrián, San Juan, SanMartín y San Andrés. De ellas subsisten Santiago y Cebrián, en el ladonorte y San Andrés en el lado sur.

Se desconoce cómo se repartió el solar urbano entre los repobladorespero sí que desde el primer momento, el rey, la iglesia y el concejo seestablecieron en la ciudad. Frente al Alcazar, símbolo real, se levantaba laCatedral de Santa María, concluida hacia 1144 y el palacio del Obispo.

Las Canongías es un modelo de planificación urbana que,afortunadamente, ha llegado a nosotros.

Del resto del solar urbano, pocas noticias existen. En 1103, se cita laparroquia de San Martín, en 1117 la de San Miguel y en 1120, San Andrés.En 1240, existe ya una relación más amplia.

Los pobladores se agruparon en torno a las parroquias. Poco a pocolas actividades, negocios o etnias se fueron concentrando en algunas hastaoriginar barrios específicos. Uno de los primeros, fue la Almuzara queconstituye claro testimonio de la presencia del Islam en Segovia.

Con respecto a los arrabales, las fuentes de información son másescasas. Al lado norte, en la ribera del Eresma, se fundaron las parroquiasde San Lorenzo, Santiago, San Marcos, San Gil y San Blas.

4

En el otro extremo del valle, aguas arriba del Eresma, se configuró elarrabal de San Lorenzo. La iglesia que preside la plaza guarda intacto sucarácter medieval.

Las parroquias del Eresma estaban destinadas al cultivo de lashuertas frente a la actividad fabril y comercial que se desarrollaba en losarrabales del sur, especialmente, en los de San Clemente, Santa Eulalia,San Justo y El Salvador. En San Millán era importante el cultivo de huertasy en Santo Tomás la agricultura.

La ciudad tal y como aparece representada en el plano de Odriozolade 1901 era similar a la del siglo XIII. Desde entonces hasta finales delsiglo XVI, el número de habitantes fue aumentando y con ello también losedificios, pero las parroquias constituidas continuaron siendo las mismashasta el siglo XIX en el que se suprimieron algunas.

Con excepción de San Miguel y las de reciente creación, todas sonde estilo románico y construidas entre 1808 y principios del siglo XIII. Lascaracterísticas más sobresalientes del románico segoviano son la influenciaislámica, la recargada decoración de las cornisas y el atrio.

2.3.- SIGLO XV

Durante el siglo XIV, Segovia se vio sometida con frecuencia a lasluchas intestinas protagonizadas por la nobleza local por intereses políticos.Las revueltas iniciadas durante la minoría de edad de Alfonso XI sereanudaron a su muerte, acaecida en 1350, entre los partidarios de su hijodon Pedro y los del bastardo don Enrique. El asesinato de don Pedro elCruel en Montiel, en 1369 supuso el fin de las banderías y la entronizaciónde la Casa de Trastamara, de felices consecuencias para la ciudad.

Los Trastamara sintieron un especial afecto por Segovia y residierongrandes temporadas en el Alcázar.

En 1425 nace el príncipe D. Enrique a quien su padre le concedió laciudad en señorío en 1440. El cariño de D. Enrique hacia Segovia sematerializó en los edificios que sufragó y que hicieron de la ciudad duranteaquellos años el centro del mudéjar en Castilla.

El siglo se cierra con el reinado de los Reyes Católicos. El 13 dediciembre de 1474 en el atrio de la iglesia de San Miguel, la princesa Isabelera proclamada Reina de Castilla.

5

A mediados del siglo XV, Segovia ofrecía una imagen medievalperfecta. En sus calles convivían cristianos, judíos y musulmanes.

De los musulmanes tenemos pocas noticias documentales pero suimportancia se deja ver en la arquitectura románica (techumbre de SanMillán o cubrición de la Vera Cruz) y en la decoración en blanco y rojo delos zócalos de las casas de las Canonjías.

De las pocas referencias que existen se desprende que vivieron cercadel Alcazar.

Los judíos tuvieron mayor peso en la vida de la ciudad y se guardamucha documentación al respecto. Vivieron integrados en la comunidad yno es hasta el Decreto de los Reyes Católicos cuando fueron encerrados enun gueto: la judería.

La judería se extiende por el lado sur, entre la antigua SinagogaMayor (hoy, iglesia de Corpus Christi) y la Canongía, dentro de un áreaque está perfectamente delimitada en un documento publicado por Fita.

La aljama hebrea de Segovia, muy importante en vísperas de laexpulsión, llegó a tener cinco sinagogas.

El casco amurallado era el centro del poder, asiento de la nobleza ydel estado eclesiástico. La actividad comercial se repartía por igual entre laciudad y el arrabal. El Azogue Mayor y el Azoguejo son los mercadosdiarios. Aquel se estableció en la parroquia de San Miguel, reforzado por laconcesión de un mercado semanal en la Plaza de San Miguel o Mayor,como empieza a denominarse en 1448.

San Andrés va perdiendo la importancia que tuvo como centrocomercial. San Esteban localiza su actividad en la calle Escuderos y en elVallejo donde están el horno y las carnicerías del cabildo. San Martín seconfigura como un importante eje comercial: la calle real. El resto deparroquias desde San Facundo a San Pablo, se llenan de palacios y torresfuertes.

El arrabal de la Puente Castellana inicia su despoblación a favor delos arrabales del sur cuyo centro es el Azoguejo, mercado diario de losarrabaleros de San Lorenzo, San Clemente, San justo, San Salvador, SantaColumba, Santa Eulalia, San Millán y Santo Tomás.

6

Las iglesias parroquiales se alzan en el centro de las plazuelas y estándotadas de caños públicos para abastecer de agua. El más importante es elde Santa Eulalia.

La actividad de los vecinos configuró barrios y parroquias. SanLorenzo se dedica a la huerta que llegan hasta las murallas de Segovia y alos arrabales de San Justo y San Salvador. El Acueducto separa éstos deSanta Eulalia y Santa Columba. En ésta se encuentra el azoguejo del quearranca la calle de San Francisco, de muerte y vida y del Mercado.

El arroyo Clamores atravesaba las parroquias de Santa Eulalia y SanClemente. Le cruzaban puentes el más famoso es el llamado “pontesilla delBerrocal” popularmente después, de la Muerte y de la Vida. En este puentese iniciaba la calle Real del Arrabal, conocida en su último tramo comocalle Real del Mercado ya en la parroquia de Santo Tomás y finalizaba enla Dehesa y caminos hacia Hontoria y Madrid.

La calle del Mercado dio nombre a un barrio en cuyas lindes selevantó la ermita de la Cruz. Este era el mercado que servía de recinto ferialy completaba el semanal de la Plaza y los diarios del Azogue Mayor yChico.

La parroquia de San Millán presentaba un variado entramado deoficios. Era barrio de alfareros, tejeros y areneros que extraían la materiaprima de las minas existentes por encima de la ermita de San Roque(actuales jardines del miso nombre) y en las laderas del cerro de la Piedad,donde se erigió una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de laPiedad. Situada aguas abajo del arroyo Clamores, éste regaba huertas comola famosa del Moro.

Finalmente, la morería establecida dentro de las murallas junto a laPuerta de San Martín hasta mediados del siglo XV, se asentó a los pies deésta, en el barrio conocido por Morería Vieja, actual calle del Carmen.

En cuanto al arte, el mudéjar es el estilo de la corte de Enrique IVcomo el gótico lo será de los Reyes Católicos.

Al rey Enrique IV se debe la restauración de la fábrica de monedaque desde hacía siglos se encontraba al final del Acueducto, en la parroquiade San Sebastián. Pero lo que le ha hecho pasar a la Historia han sido lasreformas del Alcázar y tres excelentes edificios: la casa de campo, despuésconvento de San Antonio el Real; el monasterio de El Parral y el PalacioReal de San Martín.

7

En una familia segoviana, la de Arias Dávila, se resume y condensatodo el proceso cultural de la Segovia de fines del XV. El mudéjar, elgótico y la entrada del Renacimiento están unidos a las figuras de DiegoArias y de su hijo Juan, obispo de Segovia, hombre de extraordinariacultura que se pone de manifiesto en la biblioteca que regaló a la catedral yen la instalación de la primera imprenta que funcionó en España.

La introducción de la imprenta es un hecho trascendente en lahistoria de la cultura española, como lo fue, desde el punto de vista local, elterno que regaló a la catedral, primera y temprana muestra delRenacimiento en Segovia.

Juan Arias gastó generosamente su dinero en obras en la antiguacatedral. Unida a Juan Arias está la personalidad de Juan Guas a quien elMarqués de Lozoya atribuye la torre de Juan II en el Alcázar y la casa delos picos.

2.4.- SIGLO XVI

Hasta el siglo XVI, debido a la peste de 1589, la evolución deSegovia fue ascendente en todos los órdenes.

Durante el siglo XVI, Segovia llegó a su límite demográfico hastallegar a ser la tercera ciudad de Castilla, tras Valladolid y Salamanca. Esteaumento demográfico va unido, entre otros factores, al crecimiento agrarioy al desarrollo de la industria textil. También cabe destacar de este periodo,la acuñación de moneda que llegó a su máximo esplendor con la fundacióndel Real Ingenio de la Moneda. Esta fábrica fue orgullo de la ciudad y unode los edificios industriales más interesantes de los que quedan en España.

A pesar de que en el siglo XVI el renacimiento había llegado aEuropa y Segovia parecía una ciudad propicia para que el renacimientofloreciese, sin embargo, los ciudadanos carecían de interés culturaldedicándose únicamente a la actividad comercial.

El trazado de la ciudad sufrió pocas modificaciones. Se realizaronactuaciones puntuales para mejorar el aspecto de las calles y nuevasalineaciones circunscritas a la parroquia de San Miguel donde la densidaddel tráfico impuso el ensanche de las callejas. Las transformaciones másradicales se produjeron en la parroquia de San Andrés, concretamente, enlas Canongías y Barrionuevo.

8

A principios del siglo XVI, los edificios que rodeaban la catedralhabían llegado a ocupar la práctica totalidad de la plazuela que, ahora, seextiende ante el Alcazar. En 1520, los comuneros sitian el Alcazar y seencasillan en la Catedral. Al finalizar la contienda, la catedral estabaarruinada pero era posible su reconstrucción. Sin embargo, se obligó areconstruir la catedral alejada del alcázar.

Hacia 1550 la Segovia física había cristalizado. En 1568 la obra de lacatedral había llegado al crucero y se pudo oficiar en las naves. En 1532 sehundió San Miguel y en el 36 se iniciaba su reconstrucción, si bien nosobre su primitivo emplazamiento, sino más hacia el sureste, en el sitio quehoy ocupa. Se aprovechó la ocasión para unir las plazas Grande y Chica, alas que se añadió el solar de la propia iglesia, y configurar la primera PlazaMayor.

Todo contribuía a polarizar en el centro de la ciudad la actividadreligiosa, económica y de gobierno. Incluso el propio concejo iniciabagestiones para comprar una casa donde celebrar las juntas.

La concentración del mundo mercantil en la parroquia de San Miguely la densidad del tráfico aconsejaron ensanchar algunas calles, como la delPotro, y a suprimir voladizos, cobertizos y otros cuerpos, quitar rejas yarrimar fuentes públicas a las paredes. Sin embargo no podemos hablar deuna planificación urbana a gran escala. Es significativo, por el contrario, laatención que prestaron tanto el Cabildo como el Ayuntamiento a que lacatedral apareciera despejada y limpia, prohibiendo se adosaran casas otiendas a la misma. Así en 1580 el Ayuntamiento se dirige al cabildocatedral instándole al derribo de los edificios que ocupaban la fachadaoccidental.

El resto de parroquias intramuros permaneció inalterada salvo SanMartín debido a la construcción de numerosos palacios y a que la callereal, que une la plaza con el azoguejo, fue cobrando importancia económicahasta convertirse en el eje principal.

Durante este siglo, los arrabales del sur se extendieron hasta loslímites que han permanecido hasta mediados del siglo XX debido a lapujanza económica y aumento demográfico. Eran barrios de artesanos yobreros de todos los gremios aunque también los nobles se construyeronpalacios como el Ayala Berganza, el de Digo de Riofrío (desaparecido) o elde los marqueses de Peñasrubias en la plaza del Salvador.

9

Para atender a la población enferma se construyó el hospital de laEncarnación en la parroquia de San Clemente junto al arroyo clamores. Enla parroquia de San Millán se encontraba el antiguo hospital de SanctiSpiritus.

El Ayuntamiento comenzó la ordenación y plantación de la Alameda,primer parque público de la ciudad que completó el cinturón verde que deforma espontánea brota en los valles que rodean la ciudad.

2.5.- EL BARROCO

El siglo XVII supone en Segovia un retroceso económico ydemográfico que tardará décadas en superarse. La crisis se inicia en 1598con la peste y se agudiza con la caída de la industria pañera.

A principios del siglo XVII, las fundaciones religiosas semultiplicaron de tal forma que hicieron de Segovia lo que se ha conocidocomo “ciudad conventual” muy frecuente en la España del Barroco.

La gran empresa urbanística del siglo XVII fue la ordenación de laPlaza Mayor, sobre la irregular ya existente a la que se denominaba Mayordesde 1461. El hundimiento de la iglesia de San Miguel y su posteriorreconstrucción, retirada del centro, iba a propiciar la regularización delsolar libre y de las plazuelas del entorno, hasta ese momento separadas porla iglesia, así como del caserío circundante.

El proceso de la Plaza Mayor está íntimamente unido al de laedificación de la Casa de Ayuntamiento, pues hasta entonces el concejohabía carecido de sede propia.

Todo el lado norte, el único que llegó a realizarse, quedó sometido ala presencia del ayuntamiento, que se diferencia e impone por la fachada degranito, frente a las de ladrillo del resto de la manzana. Las casas habían deconstruirse siguiendo fielmente las trazas dadas y presentan idénticoalzado. Las primeras edificadas fueron las cinco comprendidas entre elayuntamiento y el actual hotel Victoria. Entre 1625 y 1627 se concluían lasmanzanas extremas hasta la calle de la Almuzara y plazuela de la Panaderíarespectivamente, y en 1630 se presentaban los proyectos para la acera delvino (actual teatro Juan Bravo) y para el frente de la iglesia de San Miguel,que no se llevaron a cabo.

10

En 1720 , Felipe V decide construir un palacio sobre una granja delos monjes jerónimos de Segovia. Ello supuso que se mejorara el camino deValsaín hacia Madrid. También se reparaba la antigua carretera de Castilladebido a que los reyes venían a cazar a Lobones, al oeste de Segovia. Lostrabajos comenzaron en 1618 con el terraplenado y construcción de unosdiques desde la puerta de San Juan hasta iglesia de San Gil. En 1714 seemprendía el tramo comprendido entre La Puente Castellana y LaFuencisla y en 1721 se concluía tal y como la vemos hoy día. Al final,donde termina el territorio de la ciudad, se levantó un arco de triunfo, obrade Juan Ferreras. Otro similar se dispuso junto a la ermita del Cristo delMercado, al principio de la carretera de Madrid. Ambas fábricas son elcanto del cisne de la arquitectura edilicia hasta que, a mediados del XIX, sereanude la Plaza Mayor.

En 1763 se funda en el arrabal grande la Real Fábrica de PañosSuperfinos de la Compañía, en lo que se conoce hoy como Regimiento deArtillería que estuvo en funcionamiento hasta el siglo XIX.

En 1780 se constituye la Sociedad Económica Segoviana de Amigosdel País con un propósito de desarrollar la industria, la agricultura y lacultura de Segovia. A ellos se les debe la mejora en el iluminado y limpiezade la ciudad. Esta sociedad jugó un importante papel en la vida cultura deSegovia a la que se unió la Escuela de Dibujo establecida en la casa de loscondes de Chinchón y la Casa de la Química, primer instituto de este tipode España que estaba al servicio del Colegio de Artillería inaugurado en1974 y que tanto peso ha tenido en esta ciudad.

2.6.- EDAD CONTEMPORANEA

El siglo XIX se abre con la Guerra de la Independencia. Losfranceses entraron en Segovia en marzo de 1808 y permanecieron en ellahasta 1813. La presencia de los franceses en España y también en Segoviasupuso la caída del antiguo régimen y el ascenso de la burguesía frente a lanobleza y el clero. La guerra de la independencia unida a la crisis agrariadegeneró en guerrillas y partidas que, a veces, encubrían bajo un idealpolítico un auténtico bandolerismo.

Durante los primeros cincuenta años del siglo XIX, en Segovia no sehace prácticamente nada a excepción de la portada de la Fábrica de laMoneda y el despeje de la plazuela del Alcazar. También puede destacarsela renovación de los pavimentos de las calles, de las mercedes del agua,

11

servicio de limpieza y la creación del cementerio aprovechando la ermitadel Santo Angel de la Guarda.

Es a partir de 1850, y sobre todo de 1870, año en que entre a prestarsus servicios como arquitecto municipal Joaquín de Odriozola y Grimaud,cuando Segovia va a sufrir un cambio radical en su fisonomía. Si el procesoconstructivo de Segovia se había cerrado en el siglo XVII con laordenación de la Plaza Mayor, la historia de la Segovia contemporánea hade iniciarse igualmente por aquélla.

Odriozola tuvo dos preocupaciones constantes: el ferrocarril y elejército. El deseo de acercar la estación del ferrocarril a la plaza mayor dioorigen a multitud de proyectos de alineación y ensanche cuyasconsecuencias aún se mantienen en la actualidad.

En 1880 Odriozola redacta el proyecto de la alineación de las callede Cronista Lecea, San Agustín, San Juan, plaza del Azoguejo, SanFrancisco, José Zorrilla y Estación. Este eje se llevó sólo a cabo, en 1910,en el tramo comprendido entre la Plaza y la plazuela de San Facundo, cuyaiglesia fue demolida para el intento. En 1899 se proponía una variante porla calle de Infanta Isabel. Ambas alineaciones llevaron consigo ladestrucción del caserío de dos de las calles más históricas, desde el puntode vista urbanístico, de la vieja ciudad y asiento tradicional del comercio,tabernas y mesones.

Un segundo proyecto, más audaz, fue el que intentó con el ensanchede la calle Real hasta la Canaleja, para el que fue necesario demoler lapuerta de San Martín. Desde la Canaleja se podría bajar, de una formacómoda, al barrio de San Millán y además era el punto de arranque de ungran viaducto de hierro que, sobrevolando el barrio, finalizaba en elCamino Nuevo, a la altura de la ermita de San Roque o de la iglesia deSanto Tomás, con una longitud de 400 o 600 metros según la propuestaelegida. La penuria del municipio y las dificultades técnicas de todo tipo loecharon por tierra. De lo proyectado solamente llegó a realizarse elensanche de la calle de Juan Bravo (1882), en el tramo comprendido entrela plazuela de Corpus y la iglesia de San Martín; el derribo de la puerta delmismo nombre (1883) y la actual bajada de la Canaleja (1883).

Al convertirse la plaza del Azoguejo en el nudo de los arrabales,hacia ella canalizó la circulación de la carretera de La Granja, con elconsiguiente ensanche de la misma, e igualmente el acceso a la Estación nopor San Francisco sino por las calles de San Clemente y de la Asunción.Este proyecto, que fue realizado, salvaguardó la integridad de la pintoresca

12

calle de San Francisco. Sin embargo la calle Real de los Arrabales o delMercado (hoy José Zorrilla) sufrió ensanches innecesarios sin que llegara aver plasmada su idea de levantar nuevos edificios a los lados, a modo dehoteles particulares, ni mucho menos la ordenación de una gran plazatriangular, ante la ermita del Cristo, que serviría de enlace a los ejestriangular, ante la ermita del Cristo, que serviría de enlace a los ejesEstación-Fuencisla (mediante la remodelación del Camino Nuevo, antiguode las Charcas, inaugurado en 1785, y la apertura de la carretera de laCuesta de los Hoyos en 1888); Estación-carretera de La Granja (con elensanche del camino de La Maestranza, también en 1888) y Estación nueva carretera de Madrid. La ermita y el arco de Madrid permanecían enel centro de la plaza como hitos históricos y urbanísticos.

Odriozola también se ocupó de los servicios públicos. Construcciónde depósitos de agua, sistema de alumbrado, etc. Construyó escuelaspúblicas de la que aún se conserva el grupo escolar del Barrio de SanLorenzo.

Cuando Odriozola murió se habían remodelado las principales víasde acceso, de circulación y el futuro ensanche de Segovia quedó definido.

Pese a las esperanzas puestas en el ferrocarril y en el ejército,Segovia entra en el siglo XX como una ciudad anclada en el pasado,provinciana donde el peso del clero y el ejército se hizo sentir lo que hizoque Segovia durante la guerra civil permaneciera en el bando de derechas.

Los años cuarenta y cincuenta estuvieron marcados por la política deconstrucción de viviendas para obreros. En 1944 se comienza laurbanización del polígono del Peñascal y la construcción del pantano dePuente Alta. Y, a partir de 1950, la ciudad sufre nuevas obras que hacendesaparecer los arrabales del lado sur de la ciudad.

Se comienza a realizar un urbanismo pensado en la construcción deviviendas que no respeta ese legado histórico propio de Segovia. Prueba deellos son las barriadas de Larrucea, San José Obrero o la Albuera.

No obstante, desde finales del siglo XIX, ya se empezaron a levantarvoces que pretendían la conservación del patrimonio que hizo que en 1884se declarara el Acueducto Romano como Monumento Nacional. Lasdeclaraciones de monumentos continuaron con la declaración de la Iglesiade la Vera Cruz en 1919 y más tarde, en 1931, obtienen estereconocimiento las iglesias de la Catedral de Santa María, San Millán, San

13

Lorenzo, San Martín, San Juan de los Caballeros, el Convento de SantoDomingo de Guzmán, el Alcázar y la puerta de San Andrés.

El 12 de julio de 1941, el Ministerio de Educación Nacional declaradeterminados conjuntos parciales de la Ciudad de Segovia comomonumentos histórico-artísticos. Así:

  • -  Conjunto parcial de “las calles y plazas situadas a todo lolargo del Acueducto, desde la antigua calle del Campillohasta la del Saúco.

  • -  Conjunto parcial de “la parte vieja de la ciudad comprendidadentro del antiguo recinto amurallado”

  • -  Conjunto parcial de “la plazuela de la iglesia del barrio deSan Lorenzo

  • -  Conjunto parcial de “las carreteras de Bodeguillas y SanIdelfonso, en un radio mínimo de 300 metros a contar desdeel Acueducto.

  • -  Conjunto parcial de las vistas panorámicas de San Justo y ElSalvador, así como las que se descubren desde los bellísimosmiradores de la Plaza del Alcázar y de la Canaleja.

    El 11 de abril de 1947, se declara Paraje Pintoresco el conjunto dealamedas y arbolado de la ciudad.

    Desde entonces y a pesar de que no todas las iniciativas oactuaciones hayan sido exitosas, sí existe una conciencia ciudadana deconservar la ciudad histórica que se ha visto plasmada en los planes deurbanismo y en los planes especiales de protección.

    El último escalón en esta cadena de declaraciones y reconocimientosha sido la inclusión de la “Ciudad antigua de Segovia y su acueductoRomano” como Ciudad Patrimonio de la Humanidad en diciembre de 1985.

    Y, como colofón de cuanto se ha expuesto, el presente Plan Especialde las Areas Históricas quiere ser el instrumento que permita la gestiónintegral de la protección del patrimonio y del paisaje, entendida no sólocomo rescate de los bienes o intervención de emergencia sino comoprevención de su deterioro o destrucción, por una parte y proyección afuturo de dicho rescate con el mantenimiento de los mismos.

14